MINERALES Y ROCAS
 

El Museo de Ciencias de la Universidad de Navarra cuenta con un fondo de más de 1.000 ejemplares de rocas, minerales y fósiles. Los ejemplares proceden principalmente de las donaciones del Colegio de Nuestra Señora del Buen Consejo de Lekaroz (rocas, minerales y fósiles) y de la colección personal de D. Manuel Martel, constituida principalmente por minerales de gran belleza y tamaño. Las colecciones están estructuradas de manera que el visitante descubra un poco más de cerca nuestro planeta: su composición, pero también la dinámica que hace que las condiciones de formación de rocas y minerales (presión y temperatura) varíen y nos den rocas y minerales de increíble belleza.

En la parte de rocas la colección expuesta muestra varios recorridos didácticos. Uno, el esencial en el que se separan las rocas en función de sus ambientes de formación (sedimentarias, ígneas y metamórficas) y otro en el que se muestran algunos usos dados a las rocas, desde su uso como materiales de construcción, hasta la extracción de algunos elementos esenciales para nuestra vida.

En el caso de los minerales, la colección presenta recorridos variados, comenzando por una muestra de las características físicas que nos llevan a identificar y clasificar los minerales en función de su estructura. Se muestran, con ejemplos, cuáles son las principales propiedades físicas de los mismos. Desde escala atómica, es decir la celda unidad que indican la geometría formada por la disposición de los átomos y que repetida de manera infinita en las tres direcciones del espacio nos da los minerales (y que, solo a veces, se reconoce en la geometría de los minerales) hasta a escala macroscópica, mostrando agrupaciones de minerales de gran tamaño. El recorrido sigue con una completa muestra de los diferentes grupos de los minerales diferenciados así como de algunos de los usos que el ser humano ha dado a los minerales desde la prehistoria hasta la actualidad.

Para finalizar, la colección cuenta con algunos ejemplos de los fósiles más abundantes en las montañas que nos rodean, así como de ejemplos de grupos ya extintos como trilobites y ammonites. Los fósiles se organizan de tal manera que se hace un recorrido por algunos de los grupos más importantes en la evolución de la vida en el planeta, pudiendo hacernos una idea de cómo era el planeta y sus formas de vida desde hace más de 500 millones de años hasta la actualidad.